ANUNCIAR MI COMPROMISO EN FACEBOOK ME ENSEÑÓ ALGO IMPORTANTE ACERCA DEL MATRIMONIO.

¡Hola! He comenzado este año posteando una traducción de un artículo escrito por Monica Gabriel titulado: “Announcing my engagement on facebook taught me something important about marriage”. Ha sido un gusto traducirlo porque creo que puede ser muy útil para las personas que aspiran a un matrimonio duradero y también para personas recién casadas. En  algún  momento me veo recorriendo ese camino y creo que este texto nos dará una mirada más amplia acerca del impacto que tienen nuestras amistades antes y después del matrimonio. Este artículo lo pueden encontrar en la página de Verily que es una revista digital para mujeres millenials con excelente contenido, muy variado y entretenido. ¡Recomendada!  Aquí les va el artículo en español:

nieve

Hace poco pensaba que conocer al hombre de mi vida, comprometerme y empezar una familia se trataba absolutamente de mí (y de mi futuro esposo, por supuesto). Pero no fue hasta que anuncié mi compromiso en Facebook que fue donde descubrí cuan equivocada estaba.

El día que mi novio, Joe, me hizo la gran pregunta, fue el día más emocionante de mi vida. Ese momento fue nuestro, para soñar y literalmente planear nuestra vida juntos. Nos comprometimos en la cima de una montaña en el sendero de los Apalaches y recuerdo haber pensado que quería que se detuviera el tiempo, quería que nos quedáramos así para siempre. Mientras estábamos arriba contemplábamos el paisaje, estábamos totalmente y felizmente solos y la verdad no quería pensar en el estrés que vendría después de contar la noticia a todos, estaba muy feliz pero quería tranquilidad.

He escuchado esas historias donde hay problemas con la familia política, de todas las demandas para organizar la boda,  los montones de consejos que empiezas a recibir (sin siquiera pedirlos) y así podríamos seguir. No quería nada de eso. Pero cuando finalmente  bajamos de la montaña, nos tocaba comunicar la gran noticia. Primero fue llamar a nuestros familiares y amigos más cercanos, luego actualizamos nuestro estatus sentimental en Facebook junto a mi selfie favorita de ese día.

Hubo una explosión de emoticones por todos lados.

Pequeñas caritas amarillas sonriendo, llorando lágrimas de alegría, mandándonos besos y abrazos. Las palabras no bastaban para nuestros familiares y amigos. Nos enviaron cada emoticón feliz que pudieron. La recepción de la noticia fue un estallido de amor y de apoyo. Donde sea que íbamos nuestra noticia era recibida con expresiones de alegría verdadera de grandes amigos, de conocidos e inclusive de completos extraños. Los comentarios, las cartas – y sí, incluso el consejo – me dejó con una comprensión más profunda de lo importante que nuestro matrimonio es para nuestra comunidad , una comunidad que, gracias a Facebook y a las demás redes sociales, se extiende a través de países, continentes y océanos.

Nuestro matrimonio no solo era “nuestro asunto”, como anteriormente creía. Tampoco nuestra boda era simplemente un momento en que nuestras amistades estarían ahí presenciando el compromiso de amor que tenemos del uno con el otro, era algo con mucho mas significado. En esos primeros días de comprometidos y mucho más ahora que Joe y yo estamos a menos de un mes de casarnos, he sentido cuán importante son todos a quienes llamamos amigos (si, inclusive los amigos de las redes sociales) y que además muchos nos acompañarán el resto de nuestra vida de casados.

“La vida es un esfuerzo conjunto” así lo explica el terapista Zach Brittle. “Si estas interesado seriamente en casarte, tu necesitarás la ayuda y el apoyo de tu comunidad.” Brittle explica también que aquellos a los que le compartimos nuestra vida serán nuestros defensores, serán los que nos darán ánimo, y consejos. Las personas quienes han estado alrededor apoyándonos durante nuestro compromiso y quienes estarán allí durante nuestra boda serán las mismas personas a las que acudiremos cuando tengamos momentos duros, cuando nuestro amor o nuestra familia estén en crisis.

De verdad, creo que fue tonto creer que mi matrimonio solo me corresponde a  mí y a mi pareja. Personalmente he sido testigo de las muchas veces de la fidelidad que amigos, familia y extraños han tenido frente a una pareja en crisis. Puedo contarles cuando mi hermana y su esposo perdieron a su hijo más pequeño, los que estuvieron con ellos en su boda y algunas otras personas nuevas que entraron en sus vidas, estuvieron allí  velando por su familia, apoyándolos de nuevo con bondad, amor y con sus oraciones. Ellos no estuvieron solos cuando estadísticamente llegaron a un punto alto de crisis. Su amor, afortunadamente no lo mantuvieron para ellos mismos, fue creciendo gracias al acompañamiento de su comunidad y volvió a florecer gracias a ello.

El matrimonio es unitivo, no solo para las parejas que eligen casarse sino también para todos quienes están a poyando a esa pareja. Cuando Joe y yo anunciamos nuestro compromiso, todos esos emoticones, cartas emotivas, buenos deseos y  oraciones fueron más que un “¡Felicidades!” para nosotros. Fue una comunidad haciendo más fuerte su vínculo fraternal y gracias a esto nos mantendremos más seguros y más juntos de ahora en adelante.

Sé que no todo el mundo tiene la suerte de contar con el apoyo que Joe y yo hemos recibido previo a nuestro matrimonio. Pero sinceramente desearía  lo mismo para cada pareja joven. Nunca más me permitiré pensar en mi compromiso de amar a Joe como algo muy aparte de mi familia y amigos. Quiero que nuestro matrimonio esté fuertemente entrelazado en las vidas de nuestras familias y seres queridos para poder apoyarnos los unos a los otros cada vez que la vida nos pruebe en las dificultades.

Traducción y adaptación: Michelle Andina Z.

Escrito en inglés por: Monica Gabriel para Verily

http://verilymag.com/2016/01/engagement-announcement-social-media-marriage-community

Este año te dejó grandes momentos que no deberías olvidar.

FINDEAÑO

Probablemente estas esperando con ansias a que comience el nuevo año,  con él llegan nuevas oportunidades y empiezas a enfocarte en tus próximas metas, haciéndolas más realizables y no tan imposibles como las del año anterior. A todos nos pasa =)

Pero no olvides que debes darle un  buen final a este 2015, recogiendo todo lo positivo que te brindó. Aunque no parezca te has vuelto más sabia, más inteligente y más fuerte porque inclusive con las malas experiencias terminaste aprendiendo alguna lección.

Recuerda, tú has sido la protagonista de tu 2015. Entonces para aprovechar al máximo todo lo vivido, te recomiendo que antes de cenar y quemar el año viejo tengas en cuenta 7 cosas del 2015 que no debes pasar por alto y que te ayudarán a comenzar el 2016 como una campeona.

Recuerda:

Los pequeños logros.

No tiene que ser nada del otro mundo, deben ser cosas pequeñas que te costaban superar, por ejemplo: el levantarte temprano, el ser ordenada, el ser más sociable o ser más generosa, etc. En mi caso uno de esos pequeños logros fue ser una persona más organizada respecto a mis tareas, de verdad me cambió la vida, logré ser más eficiente con mi propio tiempo. Entonces, si lograste mejorar en las cosas que te estancaban o que no dejaban sacar lo mejor de ti pues: ¡Felicitaciones!

Cada vez que descubriste algo más sobre ti.

Hablar de conocerse a sí mismo no es algo fácil, es más, cuesta toda una vida irse conociendo, pues somos seres cambiantes, que andamos en constante evolución pero hacer el esfuerzo por descubrir nuestro propio misterio es algo digno de aplaudir. Felicitaciones por cada vez que te cuestionaste y lograste descifrar tus propias pistas, en verdad es un logro, porque quien más se conoce es quien logra llegar a su propósito y logra estar más cerca de la felicidad.

Cada primera vez de este año.

Recuerda todo lo nuevo que hiciste, una ciudad nueva que hayas conocido, algún deporte extremo que hiciste por primera vez, tu primera actuación en público o en mi caso mi primera carrera 5K y ver mi primera película de Stars Wars (de la cual no tenía ni idea de que esperar pero a la final simplemente me encantó). Lo importante de todas estas nuevas situaciones es descubrir todo lo que somos capaces de hacer, salirnos de nuestra zona de confort y aprender de experiencias diferentes. Cada año debemos estar abiertos a realizar más cosas, para conocernos más, para descubrir el mundo y para ganar más conocimiento de la vida. Solo se vive una vez.

Las nuevas personas que entraron a tu vida.

Este año conociste a nuevas personas y unas cuantas de ellas se quedaron en tu camino. Estas personas han enriquecido tu vida, con ellas has ido compartiendo varios momentos especiales y te hacen sentir valiosa. Cuida a esas nuevas amistades, recuerda cómo se fueron conociendo, recuerda las anécdotas más graciosas y se luz en la vida de ellas también. Sin embargo también recuerda a tus amigos de siempre, a los que siempre han estado ahí, ellos probablemente son quienes más te conocen y a quienes puedes llamar tu segunda familia.

Los hábitos que te ayudaron a mejorar.

En el transcurso del año hubieron momentos en que necesitaste de una o de varias estrategias para ciertas situaciones, ejemplo: para pasar una dura semana de exámenes, organizando una fiesta sorpresa, cuando quisiste ahorrar para ese viaje, etc. Entonces, en esos escenarios tuviste que adquirir ciertos hábitos que te hicieron alcanzar lo que querías y de los cuales ya no te volviste a desprender más porque te diste cuenta que aportaban a tu vida de una manera positiva. Mantén esos buenos hábitos como el tomar mucha más agua, el hacer ejercicios, el comenzar a  administrar mejor tu dinero, el dejar de procrastinar y podría seguir y seguir jajaja. Con esto, lo que quiero decirte es que mantengas los buenos hábitos que ganaste en el 2015 para perfeccionarlos de ahora en adelante, no solo en el 2016.

Las circunstancias que creíste que no superarías.

Este año también sufriste, tuviste momentos que te sacaron de control, que te hicieron reflexionar y varias veces creíste que estabas perdida. Pero al final del día, después de la preocupación y del mal rato llegó la calma. Míralo desde este enfoque: Con esas experiencias difíciles fuiste puesta a prueba y empezaste a reconocer tus límites. Albert Einstein tiene las palabras indicadas para ti: “Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado”. De alguna forma todo lo que creías que no podías superar te hizo una mejor persona, te hizo más sabia y te dejó más preparada para enfrentar la vida.

Las personas que te ayudaron sin pedirte nada a cambio.

En tu camino no estuviste sola, hubieron personas que te tendieron la mano justo cuando lo necesitabas. Probablemente eran muy cercanos a ti o de repente recién los ibas conociendo pero recibiste su ayuda y esos detalles no se olvidan. El recordar esto te hace pisar tierra y ver que necesitas de los demás  en tu caminar. Te hace ser más humilde y te enseña a valorar a las personas que están a tu alrededor. Por esto no olvides estas acciones y a aquellos que estuvieron ahí para ti no solo en las buenas sino también en las malas.

Después de haber revisado nuestras memorias entendemos que no solo es cuestión de recordar sino de agradecer, agradecer por la vida, agradecer por seguir de pie a pesar de todo, agradecer porque aún nos queda tiempo para encontrar nuestro lugar. Somos quienes somos gracias a lo vivido y  gracias a las decisiones que hemos tomado. Que todo esto nos lleve a reflexionar para el nuevo año que llega y nos llene de esperanza y de paz para comenzar una vez más.

¡Gracias 2015 porque nos enseñaste tanto!

 

Ahora soy fan de Adele pero no solo por su voz.

Tengo 5 razones poderosas para que seas del #TeamAdele.

adele blog

Yo creo que a estas alturas sabemos muy bien quien es Adele. Tiene una voz inigualable, letras profundas y hay que reconocer que es muy hermosa. Estas características son parte de los artistas de ahora; voz, ya sea muy peculiar o muy armoniosa; apariencia, de cierto modo son personas atractivas; y público, pues tienen mucha gente que los adora y los prefiere.

Pero volviendo a Adele, quien ahora aparece en varios medios promocionando su exitoso single “Hello” y de quien por una casualidad fui descubriendo más cosas sobre ella, he podido reconocer  que a más de contar con el paquete básico de un artista moderno, posee varias cosas interesantes que a simple vista no se ven. Detalles positivos que a más de hacerla una estrella famosa la convierten en una mujer auténtica y muy valiosa. Su personalidad nos deja varias lecciones que como mujer creo que es digna de admirar ya que no es fácil vivir en el ojo público y ser uno mismo en situaciones donde te expones a las críticas, a la fama desenfrenada y al exhibicionismo.

Por eso ahora soy una de sus seguidoras pero no solo por su voz sino por cinco poderosas razones:

  1. Muestra su humanidad/fragilidad.

Adele no teme mostrar que es de carne y hueso.Gracias a los relatos en sus canciones y por boca de ella sabemos que ha cometido errores y que se arrepiente del dolor que estos pudieron haber causado. Es por eso que las personas se identifican mucho con ella, sienten una conexión más profunda porque comparten desilusiones, corazones rotos y probablemente las mismas equivocaciones.Me gusta mucho que Adele muestre su lado humano como algo esencial, algo que es natural, contrariamente a lo que la gente hace que es esconder sus caídas o no mostrar su lado vulnerable ni sus tropezones.  Adele ha cimentado su carrera en sus fracasos en una época donde las artistas más llamativas y conocidas dicen: “Somos fabulosas y feroces”. Pero Adele parece decir “Soy solo yo, con mis caídas, con mi verdad y sin pretensiones.” Asi que,  no tengamos miedo a mostrar lo que nos hace mas humanos, recordemos que hemos venido a aprender, a luchar, a caernos varias veces y con esto a seguir madurando. Más bien quien prefiere evitar equivocarse nunca terminará creciendo como persona.

  1. No está obsesionada con su figura.

Nuestro físico juega un papel importante en nuestras vidas, es nuestra apariencia, nos hace más seguros o nos hace sentirnos acomplejados. “Claro que tengo inseguridades con mi imagen. Pero no permito que eso sea lo que mande en mi vida”, aseguró Adele. Es necesario que dominemos nuestra percepción de lo que somos para que no nos juegue en contra y esto se logra aceptándonos, viendo lo positivo. Por supuesto que ella ha recibido críticas negativas sobre su cuerpo pero ha manifestado lo siguiente: “Nunca he querido lucir como las modelos de revista. Represento a la mayoría de mujeres y estoy muy orgullosa de ello”. Su imagen no la define sino el apreciarse tal cual es y este amor hacia su ser hace reflejar la misma respuesta departe de los demás ya que cuando no te acomplejas por lo que eres y has decidido aceptarte irradias una seguridad que contagia a otros.

  1. No se ciega por la fama

En declaraciones ha contado sentirle miedo a los efectos que causa la fama, es muy consciente de lo que sucede cuando te dejas llevar. “Resulta muy fácil resignarse a ser famoso, porque resulta muy agradable. Es algo muy poderoso, te atrae. De verdad, resulta muy duro resistirse. Pero después de un tiempo yo simplemente me negué a aceptar una vida que no era real”, dijo Adele al diario The Observer. Ha podido ver más allá de las apariencias y a priorizar lo que realmente importa, vivir una vida real sin olvidarse de sus raíces ni de su esencia, por lo que cada vez que se refiere a este tema particular de la fama nos da respuestas con mucha humildad, dignas de alguien que anda con los pies sobre la tierra. “No es que intente ser algo así como una cabrona anti-famosa, solo que quiero tener una vida real para poder seguir escribiendo discos. Nadie quiere escuchar un disco de alguien que ha perdido el contacto con la realidad. Así que vivo una vida de bajo perfil para mis fans”-Adele.

  1. No teme reír ni hablar de manera peculiar

Adele es conocida por tener mucha clase al vestir en las galas de premios, así como en sus vídeos. Tiene un estilo muy femenino y modesto. Pero eso es solo una parte de ella, es un contraste ya que si consigues ver entrevistas o apariciones en talk shows podrás notar al menos dos detalles de su personalidad. Ella ríe, ríe de forma peculiar y muy fuerte. Así mismo ella habla, habla como su estuviera en una conversación entre vecinas y suele maldecir. Su reír y su forma de hablar han llamado la atención del público ya que no es lo que esperas de alguien que luce como una dama todo el tiempo. Puede que te sorprendas, que no te guste, que te parezca gracioso pero ella no ha optado por cambiar esos rasgos naturales para “ser como debería”, los ha mantenido y eso la hace única.

  1. Reconcilió su historia de amor y siguió adelante.

La inspiración de Adele para escribir su disco 21, el cual la catapultó a la fama, fue su corazón roto, producto de una relación amorosa que la dejó destrozada sucediendo que su ex la dejó y en muy poco tiempo ya se había casado con otra. Las letras de sus canciones recogen sentimientos de amor, enojo y de resentimiento.  Esa ruptura volteó su vida obligándola a reconocer los errores que cometió y las cosas que si hizo bien. En la soledad aprendió a conocerse a sí misma, a aceptar lo que no podía cambiar, a pedir perdón, a perdonar y a seguir adelante. “El álbum me ayudó a perdonar y espero que él (su ex) también se haya perdonado”, ha declarado Adele. Dejó sanar su corazón durante un buen tiempo, se propuso reconciliar en su interior su historia de amor pasada y volvió a enamorarse. Simon Konecki, su pareja actual, con quien ya tiene un hijo, llegó a su vida encontrando una Adele fuerte, madura, dispuesta a volver a amar de nuevo y a seguir adelante. “Suena obvio, pero creo que sólo aprendes a amar de nuevo cuando te enamoras de nuevo. Yo estoy en ese lugar. Mi amor es profundo y verdadero con mi hombre, y eso me pone en una posición en la que por fin puedo tenderle una mano a mi ex. Le he hecho saber que lo he superado.” fueron las palabras de Adele.

 

Con todo esto no quiero decir que Adele sea un modelo a seguir, pero si quiero enfocarme en lo bueno de las personas, en las lecciones que podemos aprender de lo mucho o poco que han vivido. Es una mujer joven y continuara cultivándose a si misma así como tú y yo lo seguiremos haciendo. Es necesario poder rescatar e inclusive copiar lo bueno porque creo que lo bueno merece ser imitado y me da mucha alegría ver más mujeres que saben lo que quieren, que no son perfectas, que vienen con una historia que las ha marcado pero lograron salir adelante, estas son mis heroínas preferidas y Adele es una de ellas.

Escrito por: Michelle Andina

7 tipos de amigas que deberías tener en tu escuadrón de amistad.

¿Cuál de ellas eres tú?

escuadrondeamistad1

Cada persona en el mundo es diferente y única, así mismo cada mujer lo es, cada mujer tiene una virtud femenina que la hace especial.  Y como mujer, se que necesito de mis amigas, que ellas me enriquecen, me acompañan y son mi apoyo en el caminar.

Las mujeres tenemos muchas facetas, estamos en constante cambios,  a veces estamos muy sensibles y estresadas, a veces muy serias y concentradas  pero todo esto forma parte de nuestra esencia. Entonces como hay cambios, también hay momentos, momentos de distintas necesidades donde damos gracias a Dios por el hecho de que cada mujer es una maravilla diferente y cada mujer brilla en su momento determinado, aportando sus dones cuando más las necesitamos.

En mi experiencia, he ido conociendo la alegría de la amistad con mis amigas, y creo que cada una tiene un pequeño (o gran) escuadrón, llamémosle así jajá. Un escuadrón para todos los momentos y batallas que tengamos que lidiar porque esta vida es un vaivén de episodios alegres y tristes que debemos ir viviendo y por sobretodo de los que debemos ir aprendiendo.

Recordemos las situaciones en que hemos buscado a cada una de ellas, para hablar, para que nos acompañen a un lugar,  para que solo nos escuche, para viajar, para que nos enseñe algo etc. La mayoría de nosotras tenemos claro que hay ciertos tipos de amigas de las que simplemente no podríamos prescindir. Creo que la lista es bastante universal. Aquí hay siete tipos de amigas que sé que necesito tener a mano y que creo que son una necesidad en el escuadrón de cualquier mujer.

  1. La que sonríe siempre

¡Ella! Da gusto hacer cosas con ella, casi o mejor dicho siempre está positiva, con una sonrisa en la cara y con mente optimista. Siempre salen de su boca palabras de ánimo, siempre tiene fuerzas y es muy raro verla callada o de mal humor. No solo es alguien alegre, es una persona observadora, sabe ver lo bueno de las situaciones, sabe trascender a pesar de las apariencias. No es de las que juzga rápidamente a alguien, suele tener agudas y correctas apreciaciones de las personas.

  1. La que te escucha y aconseja

Ella siempre estará dispuesta a escucharte, quizás no siempre tendrá la respuesta a las cosas que te pasan, pero te da su tiempo y atención, es de esas amigas que siempre está ahí para ti, es reflexiva, cuestionante y te hace ver las cosas desde otra perspectiva. Pueden pasar horas conversando de cosas profundas y en ese tiempo que te dedica solo quiere que no cargues con tanto peso y quiere hacerte saber que no estás sola en ningún momento. Sabes que gracias a ella consigues la paz que necesitabas.

  1. La honesta y directa

Te gusta mucho la convicción con la que dice las cosas, no tiene pelos en la lengua, siempre te dirá la verdad por más cruda y fea que sea. Sabes que puedes confiar en ella, porque no es de las personas que tienen “doble cara”. Se muestra tal cual es y puedes buscarla para los momentos en que necesites una respuesta sincera y auténtica. Cuando otras personas te darían respuestas diplomáticas para quedar bien contigo o no hacerte sentir mal, ella es quien te hace ver con más realidad las cosas sin darle tanta vueltas al asunto.

  1. La segura de sí misma

Te enseña a confiar más en ti misma, sientes admiración, es como tu heroína secreta. Tiene muchas fortalezas, en ella entiendes que lo bueno se debe copiar o mejorar. Es segura de sí misma y cuando de repente te ves con inseguridades te pones a pensar en lo que haría ella en tu lugar. Te ha ayudado a dejar a un lado las dudas y  a atreverte a muchas cosas sin titubeos. Se alegra al ver que te superas a ti misma.

  1. La ingenuamente chistosa

Con ella no puedes mantenerte seria, es difícil no reírse a su lado. Es muy ocurrida, hace gestos y muecas mientras te conversa algo. Siempre es así, no solo entre amigas. Todo le sale espontáneamente. Dice cosas de forma graciosa, canta las canciones de los comerciales o te baila también. Puede reírse de sí misma ya que no se toma las cosas de forma personal, algo que a muchas personas les cuesta hacer. Le gustaría ser más seria de vez en cuando, pero a ella la quieres así tal cual es porque ilumina tus días.

  1. La compañera de aventuras

Ella se apunta a todas las aventuras que quieras tener,  tienen muchas cosas en común, dicen: “¡Hay que ir!” al mismo tiempo, siempre andan planeando un viaje o un paseo. Tienen ansias de hacer muchas cosas, de descubrir, de aprender y de conocer el mundo. Cuando quieres ir  a un concierto piensas en ella,  cuando quieres ir a  un conversatorio,  cuando quieres ir a bailar también cuentas con su magnífica presencia.

  1. La que soluciona todo.

Ella sabe, ella sabe muuuuchas cosas. Casi a todo le encuentra solución. Es una mujer práctica, es una MacGyver. Tiene amplios conocimientos del diario vivir pero si no llega a saber algo, se las ingenia, intuye y lo consigue. No se queda de brazos cruzados y siempre puedes recurrir a ella, le gusta dar soluciones. Le gusta poder ayudarte, para ella es gratificante. Ser útil y dar apoyo está en su naturaleza, ¿Qué harías sin ella? =)

Reconocer diferentes virtudes de mis amigas no sólo me ayuda a apreciarlas más, sino que también adquiero lo mejor de ellas en mi propia vida. Ahora, piensa en ellas, en tus amigas de siempre, identifícalas y date cuenta que cada una tiene un propósito. No todo el tiempo están allí contigo, pero sabes cuando es el mejor momento para buscarlas. Cada una tiene su propio brillo, su forma de ser y tú también. Por eso aqui tienes una pregunta importante: ¿Te has preguntado qué tipo de amiga eres tú, qué papel juegas en sus vidas? Respóndete con toda honestidad y busca ser luz en la vida de ellas también.

Escrito por: Michelle Andina Z.

Los secretos de mi madre para mantenerse positiva cuando fue soltera.

solteria

En una noche tardía, una mujer contemplaba desde la ventana de su apartamento aquel sentimiento, aquel sentimiento que la invadía, de que el resto de su vida pasaría sola.

Nunca se imaginó tener 35 años y estar soltera. Después de citas y relaciones cortas, ella sentía que ya no quedaban más hombres con quien pudiera salir y mucho menos que lograría encontrar alguien para casarse. Sufría mucho porque deseaba tener un esposo y una familia. En ese momento de desesperación, sintió que la oportunidad de cumplir sus anhelos más profundos se le habían escapado.

Esta mujer era mi mamá hace muchos años atrás, sin embargo suena muy parecida a mí.

Yo he heredado mucho de mi mamá, como el color de sus ojos y su cabello, su timidez natural, su sentido del humor seco y su pasión por la historia del arte. Pero quizás lo mejor de todo es que he heredado sus historias, lecciones y sus maneras “ensayadas y comprobadas” de encarar la vida (aún en su tiempo de profunda soledad).

A mis 24, no tengo una lista larga de ex amores. De hecho, no he tenido ninguna relación a la que haya podido decir “quizás esto sí es amor”. Cuando voy teniendo pensamientos de que me quedaré sola por siempre, me escabullo en mi mente y recuerdo las lecciones de soltera de mi mamá que me mantienen con los pies sobre la tierra. Después de todo, ella ha estado ahí antes. Y tiene mucha verdad ese adagio que dice “Una madre conoce más”.

Ella nunca se consideraría una experta en el amor o en la soltería, pero casarse por primera vez en medio de sus treinta y tantos le dio a mi mamá tiempo para cultivar mucha sabiduría como mujer soltera. Mi madre nunca dejó que su situación sentimental la convierta en una persona amargada, ella dejó que la hiciera una mejor mujer. Ella te dirá que esos 36 años antes de casarse le permitieron llegar a ser exactamente quien quería ser. Sus lecciones las cuales vinieron con la edad y la experiencia, me recuerdan que no debo preocuparme tanto por las citas y que eso podría hacerme perder de vista todas las cosas buenas que tengo en el presente. En vez de eso, ella me enseña a reenfocarme en el aquí y en el ahora y a ser paciente, pero no pasiva. En otras palabras: El tiempo de soltera no debe ser desperdiciado.

Aquí hay varias lecciones que aprendí de mi madre las cuales me han ayudado a mantenerme positiva en la soltería, y espero que las animen a ustedes también.

1.- Deja de dibujar líneas entre la soltería y el matrimonio.

“Yo tenía una vida gratificante y completa antes y después del matrimonio, de varias maneras” dice mi mamá. Cuando ella era soltera, ella se lució como maestra parvularia, siguió con su educación consiguiendo una maestría, viajó por los EEUU y otros países. Ella aprovechó todo su tiempo y las cosas no cambiaron mucho después del altar. Cuando mi mama conoció al INDICADO, sus pasiones continuaron iguales.

No estamos definidos por nuestra situación sentimental, creo que es tiempo de romper los mitos de que la vida empieza o termina después del matrimonio. Si dibujamos líneas entre esas dos etapas de nuestra vida, estaremos erróneamente creyendo que “nuestros mejores años” solo los encontraremos en una fase o en la otra. Así como mi mamá afirma que las líneas entre la soltería y el matrimonio no son tan divisivas después de todo.

2.- No te desesperes cuando tus amigos se casen antes de ti.

Cuatro de sus 5 hermanas, (entre mayores y menores) se casaron antes que ella, las noticias de las bodas venían con un sabor agridulce para mi mamá. “Yo siempre estuve feliz cuando me enteraba de que alguna de mis hermanas se casaba pero me sentía un poco como que anhelaba que me ocurriera a mi también” Ella cuenta. Pero en medio de la emoción de la familia, mi madre mantenía su cabeza en alto, sabiendo que su vida y su historia de amor se desarrollarían en su propio tiempo. “Honestamente, casi todas mis hermanas se casaron muy jóvenes” dice mi madre. “Y yo sabía que no me quería casar tan joven, tenía la oportunidad de enseñar y viajar y experimentar la vida mucho mas”

En vez de retorcerse en celos, mi mamá eligió alegrarse por sus amigos y parientes quienes habían encontrado el amor. Toma nota: La mujer que no puede alegrarse por los otros no será feliz consigo misma. Así que celebremos a nuestros amigos cuando sus bodas se vengan así como esperamos que se alegren por la nuestra en algún futuro. No hay que olvidar que la vida de soltera también se debe celebrar.

3.- Ama y sirve a los otros

Hemos escuchado que nuestros años de soltería deberían ser nuestros años “propios/egoístas” pero hay un problema cuando tenemos solo el tiempo disponible para “nuestras” necesidades. Al final vivir solo para nosotros mismos nos llena de mas soledad que de plenitud. De soltera, mi mamá encontró un propósito en amar y servir a otros.

Más allá de nuestro círculo íntimo de amigos y nuestra familia, podemos ir sembrando amor en nuestras comunidades y trabajos. “Desde un punto de vista práctico, creo que es importante que seamos útiles y serviciales para con las personas que tenemos alrededor” dice mi mamá. “A veces la gente que vive sola puede auto absorberse. Hacer voluntariado hace que dejemos de enfocarnos en nosotros mismos y es gratificante ayudar a aquellos necesitados. Comprometerse de esta forma es importante para nuestro bienestar emocional y le da sentido a nuestra vida.”

No pensemos que el matrimonio es la única relación viable que necesitamos en nuestra vida. Aún las mujeres casadas aseguran que solo el matrimonio no llena todos los anhelos de su corazón. De soltera mi mamá priorizó el tiempo con su familia, nunca perdiéndose los mejores momentos íntimos en el hogar. Antes de que mi madre tuviera sus propios hijos, ella sirvió como madre postiza para sus sobrinos y sobrinas. Como profesora parvularia, ella se enorgulleció de enseñar y guiar a sus estudiantes. Cuidando a los chicos en el salón y a sus sobrinos los fines de semana, sus manos estuvieron llenas de amor y conocimiento así como su corazón para ser una excelente madre.

4.- Deja que la vida te lleve a cualquier lugar.

Una de las tantas ventajas de estar soltera es que podemos explorar nuestros intereses y pasiones donde sea que nos dirijamos. Mi mamá, en un momento se vio matriculada en un tour de 3 semanas a Nueva Inglaterra sin conocer a nadie y siendo la persona más joven del viaje teniendo 30 años. Sus amigos se le rieron por haberse inscrito en ese tour pero su aventura la llevó a nuevos y maravillosos lugares a los que nunca hubiera experimentado de otra forma.

Perseguir tus intereses también te lleva a juntarte con personas con ideas afines. “Tu podrías conocer a alguien en un viaje que también le apasionen las mismas cosas o conocer a alguien en un museo que también le guste el arte” dice mi mamá. Los intereses comunes suelen ayudar a empezar una relación amorosa.

Pero lo más importante. Satisface tus intereses porque eso es lo que sientes y deseas hacer. Durante sus años sola, mi mamá se metió a hacer aeróbicos, tenis, ballet, costura, lo hizo todo por primera vez. Se matriculó en clases de historia del arte cuando ella descubrió uno de sus grandes amores, el Movimiento Artístico del Impresionismo. “Allí no conocí a ningún chico.” ella cuenta. “Pero yo me enriquecía con lo que aprendía.”

5.- Di “si” a un poco de ayuda, confía en tus amistades.

Mi mamá molestaba a las mujeres para que sean proactivas a la hora de conocer a los hombres – Este no es necesariamente el consejo que quisiéramos escuchar pero aquí ella tiene un punto válido.- Mi mamá y mi papá se conocieron gracias a un amigo mutuo. Antes de eso, mi mamá fue a muchas citas a ciegas gracias a sus hermanas que hacían de cupido. La sugerencia de ella a las mujeres quienes siempre se preguntan donde están esos chicos buenos es la siguiente: Apóyate en tus amigos y en tus familiares para que te presenten personas nuevas.

“Yo creo que las mujeres deberían confiar en sus amigos para poder llegar a conocer más gente. En mis tiempos no había nada de redes sociales” ella dice. “Yo creo que lo más importante es preguntarle a tus amigos si conocen a alguien que ellos creen que pueda salir contigo, y tú podrías hacer lo mismo por ellos”.

No tengas miedo de pedirles a tus amigos que hagan de cupido, confía en su discreción y acepta sus sugerencias con mente optimista. Aún las malas citas pueden ser prácticas para tener mejores citas en un futuro. Es más, aprende a dar oportunidades. “Trata de conocer a alguien antes de que te prestes a juzgarlo” mi mamá dice. Cuando a tu cita le das el beneficio de la duda, el es más propenso a hacer una buena impresión.

6.- Mantén una actitud de gratitud frente a la vida.

Cuando encontramos la alegría en cada día de la vida, hasta en las pequeñas cosas, como dice mi mamá, empezamos a pensar menos en que estamos solteras y mas en que estamos rodeadas de bendiciones. “Si tu estas consiente de tus bendiciones y vives en estado de gratitud con tu vida, luego te irás volviendo cada vez más positiva respecto a lo que tienes en vez de insistir en lo que no tienes por ahora.”

Haz una lista de todo lo que te sientas agradecida. Inclusive podrás encontrar que la vida de soltera viene acompañada de sus propias bendiciones. (Ejemplo: bendiciones disfrazadas cuentan, también).

solteria2

La vida de soltera y las relaciones amorosas son lo que nosotras mismas hacemos de ellas. El crecimiento personal empieza mucho antes de que nos comprometamos en ir al altar y mucho antes de tener un enamorado. Más que un purgatorio, la soltería debe ser un tiempo de progresión. Después de todas las lecciones que he aprendido de mi madre, he aprendido que sea que esté soltera, sin enamorado, saliendo con alguien, comprometida o casada, todas estas son etapas de crecimiento, de avance. Y el amor como toda obra magistral, toma tiempo- es algo que no puedo forzar, aunque tratara. He aprendido a enfocarme en lo positivo, he aprendido a sonreír más y por sobretodo he aprendido a confiar llevando en mi mente este gran pensamiento:

“La paciencia es la tranquila aceptación de que las cosas pueden suceder en un orden diferente al que tienes en mente“

Traducido por:             CompartiendolavidaBlog

Escrito por:                  Mary Claire Lagroue

Tomado de:                 http://verilymag.com/2015/09/mothers-advice-single-life-thirties-relationships-dating-romance-marriage

5 tips para las mujeres que prefieren que el hombre tome la iniciativa. 

El hombre propone y la mujer dispone…

gentleman dancing

Ok damas, llamemos a las cosas por su nombre. A veces puede pasar que los consejos que nos dan sobre los hombres son confusos y contradictorios. Tratamos de generalizar a la mitad de nuestra especie pero lo cierto es que estamos obligadas a plantear algunas excepciones y diferencias a lo largo del camino, y pocas son tan discutidas como el debate de que si  la mujer debe comandar la relación o debe ser conducida por el hombre.

Algunos hombres dicen que disfrutan cuando una mujer es atrevida y además les pide salir o hace muy obvio el hecho de que ella está interesada. Pero la estrategia de aquellas mujeres de  “Voy a escribirle primero, voy a conquistarlo” no es considerada universalmente como la mejor. Tomar la iniciativa o no, es cuestión de la personalidad de cada persona, y la realidad es que muchos hombres- y mujeres – prefieren que el hombre sean quien de el primer paso.  Si eres la clase de mujer que prefiere que el hombre haga el primer movimiento, este artículo es para ti.

Comencemos teniendo algo claro, dejar que el hombre quiera conquistar a la mujer, no significa que ella se quede ahí sentada sin hacer nada esperando a que alguien se le acerque y la considere digna y luego ella se conforme con lo que “consiguió”. Más bien al contrario, dejar a un hombre dar el primer paso es poder sutilmente guiarlo para que se acerque a ti en vez de convertirte en una presa esperando ser cazada.

Entonces, ¿Cómo es este guiar  en vez de que la domine uno solo, cuando las parejas están en sus primeras citas? y ¿Cómo es luego en todo el contexto de una relación moderna?

tumblr_m045ta2M2j1r2gf9vo1_500

Bueno, de principio, a ti como mujer te empodera más de lo que tú crees. Tomar el rol de guiar facilita la colaboración y lo mejor de todo – la dirección en la relación.  Me gusta ver este actuar como una posición de Gerencia; mírate como una guía cercana, más que como una dictadora. Una mujer que le deja al hombre dirigir debería funcionar de forma muy similar, es decir  que ella le permite a su enamorado o esposo tomar el timón del bote al mismo tiempo que él le expresa sus deseos y preferencias sobre la dirección de la relación y así van navegando juntos.

Para esas damas que prefieren que el hombre tome el liderazgo, aquí hay 5 tips para guiarlo en el transcurso de la relación.

  1. Respóndele

Sea que fuere la primera salida o la segunda, comunícale tus intereses  a través de tus acciones.  A veces decir las cosas claramente es necesario, pero en muchos casos las acciones hablan más fuerte que las palabras. No titubees en felicitarlo con una sonrisa, has contacto visual con él y mantenlo, ríe cuando el haga algo gracioso y préstale atención cuando esté serio- ah y algo mas, adelante, se vale coquetearle también porque él te interesa, coquetear no está mal solo depende de la situación.

Dejar que un hombre lidere no se trata de ser tímida y luego salir corriendo con la esperanza de que te va a seguir. (Esto los confunde mucho). Se trata de proveerle las pistas que el necesita para armar el rompecabezas. En pocas palabras se trata de mostrarle que tú estas interesada mostrando sutilmente que estas interesada– luego él hará su parte.

  1. No le reserves la noche del sábado

Muchas personas aprenden rápido via ensayo y error, así que no tengas miedo de hacerlo vivir y aprender. Por ejemplo, no le reserves tu noche del sábado para una salida improvisada. Incluso los hombres que toman la iniciativa pueden dejar las cosas para el último minuto pero hacerle saber amablemente que ya tienes planes hechos es una buena manera de guiarlo a él  y a la relación en la dirección en que tú deseas.

El no haber logrado ser oportuno para salir contigo, no debería ser una razón para descartarlo. Pero asegúrate de sugerirle otro día para hacerle saber que todavía estás interesada, y no dudes en decirle que te apena no estar libre para salir. Está bien que se lo digas.

Créeme, él sabrá que debería haberte llamado con tiempo o haber planeado mejor la cita ya que tú tienes una vida con amistades, planes y compromisos. Así que desde ahora tiene una clara dirección tuya y así va aprendiendo. Nota del hombre: Si quiero salir con esta chica, tengo que planear bien las cosas. ¿Ves como funciona?  Tú no estás jugando ningún jueguito. Tu solo estas guiándolo con sutileza.

  1. Ofrécele afirmación.

Si eres de las que le gusta dejarse conducir por un hombre mientras tú lo guías, debes asegurarte de demostrarle que lo aprecias en el momento en que lo encuentras. Cuando el te pide salir, dile “Gracias, claro que si me encantaría salir” (O di no, si en serio no quieres). Dile lo mucho que aprecias que haya planeado una salida tan bonita, y con este refuerzo positivo lo harás sentir seguro para seguir adelante contigo.

  1. Hazlo responsable

Algo en lo que suelen fallar las mujeres que permiten liderar al hombre es creer que no pueden hacerles ver los errores a ellos. La comunicación es vital para una relación sana y es importante también en las primeras etapas del romance. Si él ha hecho algo que te ha lastimado, hazle saber. Si él quiere seguirte viendo, deberá arreglar las cosas.

La clave está en hacerle saber sin desmotivarlo, en vez de señalarlo como lo peor de lo peor, menciónale que cierta acción o actitud por parte de él te ha afectado y la forma en que lo ha hecho, díselo y dale algún ejemplo. Muchos hombres (no todos) son prácticos y si algo se les explica con claridad, entonces tienen la oportunidad de corregirlo.

  1. Hazle saber que lo respetas

La mayoría de los hombres prefieren en primer lugar ser respetados que amados. Si un hombre no piensa que una mujer lo respeta, será difícil para el continuar en una relación con ella.  Y si esto es cierto, que tu no lo respetas, será mejor que termines con esto y sigas adelante. Es importante encontrar cosas que respetes en el hombre con el que estas saliendo, no tengas miedo de hacerle saber qué cosas específicas admiras de él. Decirle esto no te hace menos atractiva, ni vulnerable sino mas bien  inspira confianza en su forma de ser y te hace querer continuar agarrada de su mano en esta relación.

A pesar de los conceptos erróneos, dejar a un hombre tomar la iniciativa no significa que la mujer no haga nada y espere a que el haga todo el trabajo. Si quieres bailar tango tiene que ser de dos, ambos juntos, coordinados, así que déjate llevar, síguelo pero no dejes que tu pareja haga todo el trabajo.

Traducción: CompartiendolaVidaBlog

Original: http://verilymag.com/2015/05/letting-a-man-lead-modern-relationships-romance

11 Buenas costumbres que estamos olvidando los guayaquileños.

Te sentirás identificado…

gye

La semana pasada iba en el bus de la 65, rumbo al trabajo y se subió una señora de edad avanzada, ésta estuvo parada algunos minutos en la parte delantera del colectivo, esperando algún asiento y  de las personas que estaban cerca, ninguna le cedió su puesto. Ningún hombre, ninguna mujer. Yo, estaba parándome para cederle el mío (mi asiento estaba particularmente lejos de donde estaba ella). Cuando de repente un hombre de unos 50 años que estaba muy cerca le dio el suyo. (Alivio). Estuve a punto de pensar de que no habían caballeros, ni gente amable en ese bus.

Esta pequeña situación se me quedó en el pensamiento y no olvidé el momento en que esta señora miraba a la gente, queriéndoles decir que necesitaba donde sentarse. En ellos, solo vi egoísmo, indiferencia y falta de cultura. No es la primera vez que veo esto, se ha hecho cada vez más común, en la calles, en los hospitales, en el trabajo, en la casa. Esta forma de comportarse de a poco va quedándose en la actitud de los guayaquileños como si fuera normal, como si fuera correcto y como si fuera algo bueno. Soy guayaquileña y lo que digo es lo que actualmente sucede, estamos perdiendo aquello que nos hacía tan queridos. La compasión y la amabilidad que nos caracterizaba se nos irán desvaneciendo si no hacemos de ellas un hábito.

Hice esta pregunta en las redes sociales:

¿Qué buenas costumbres creen que se han perdido entre los guayaquileños? 

Y estas fueron algunas de las respuestas

facebook

Y así hay más situaciones, muchas, muchas más en las que he pensado en que hemos perdido las buenas costumbres. ¿Qué le pasó al guayaquileño educado, cercano y amable? Lo digo por los hombres y mujeres que viven en Guayaquil que han dejado de lado el amor por su ciudad, que se han olvidado de la humildad, que han olvidado ayudar al prójimo, que se han alejado de la familia y que ya perdieron la conciencia de lo que significa el respeto. No me digan que no han notado el cambio, -no vale mentir. Sabemos de lo que estamos hablando, no es una simple historia. Es una realidad que vivimos día a día y a la que desafortunadamente ya nos hemos ido acostumbrando.

Aquí van 11 situaciones donde el guayaquileño está olvidando sus buenas costumbres:

1.- Saludar y dar las gracias.

Post-it GRACIAS

No estoy segura si nos hemos vueltos arrogantes, o nos estamos volviendo personas inseguras  pero sucede que entramos a un sitio  y no saludamos. ¿Cuál es el motivo para no saludar? No importa si no te contestan, ahí te das cuenta que el único educado eres tú. ¿En nuestro saludo consideramos a todos? Aún quedan personas que dicen: “Buen día” al subir al bus, que saludan al guardia que siempre ven en la puerta del edificio, que saludan al conserje de la Universidad. Son esos pequeños detalles, las cosas sencillas que nos hacen humildes y a la vez grandes.

Tampoco decimos gracias. ¿Es el apuro? ¿O es obligación de la gente servirnos? Sea cual sea el lugar, la palabra “gracias” quiere decir que la otra persona ha hecho algo por ti y que tú eres capaz de reconocerlo y hacérselo saber. Tip: No esperemos que nos agradezcan siempre y todos. Un buen guayaquileño hace las cosas sin andar esperando algo a cambio.

Algo más: Saludar y dar las gracias no son costumbres anticuadas, son gestos de personas consideradas.

2.- Comer en familia y hacer la sobremesa.

sobremesa

El momento de compartir la mesa, siempre será especial para un guayaquileño. Ese momento en que todos hablábamos, nos reíamos en la mesa, lanzábamos alguna broma. Tengo 25 años y siempre querré poder tener un almuerzo o una cena con mi familia completa.  No digo que debe ser siempre, pero debe existir ese espacio en el hogar y no solo reunirse sino también conversar, conversar de nosotros, de nuestras vidas, de todo lo que se nos ocurra.  Pero al parecer le hemos dado prioridades a otras cosas, casi no pasamos en la casa. O ya no es tan importante conversar mientras comemos porque para eso tenemos whatsaap. Yo creo que nada puede reemplazar ese momento de convivencia familiar. Nada. ¿Y si nos proponemos hacernos tiempo para comunicarnos, para socializar, para planificar, para reírnos, para pedir consejo mientras compartimos la comida en casa? ¿Es mucho pedir? Sé que tenemos muchas ocupaciones y que no tenemos el tiempo que quisiéramos pero desgraciadamente este puede ser uno de los pocos momentos en el que la familia se puede reunir. Por todo lo que nos aporta este momento de paz familiar no perdamos esta buena costumbre.

3.- La hospitalidad y la cortesía con los extraños.

extraños

Sé que no es fácil, sé que ahora no es sencillo portarnos amables con algún extraño. Sé que nos hemos vuelto desconfiados, porque ahora tenemos miedo. Miedo por la delincuencia, miedo a que abusen de nuestra hospitalidad, miedo a que rechacen nuestra ayuda. Hay mucho miedo y me incluyo. Pero no podemos dejar que el miedo nos gane, nos controle, nos robe la identidad. El guayaquileño es madera de guerrero, ¿verdad? Se enfrenta al miedo pero con astucia y con prudencia. El guayaquileño tiende la mano, regala una sonrisa cálida, se preocupa por el otro. Así que en la próxima ocasión aunque tengamos miedo, vayámoslo superando poco a poco, enfrentémoslo, con una mirada amable, ofreciendo ayuda, cediendo nuestro puesto, pero sobre todo no siendo indiferente ante la necesidad de la otra persona.

4.- La autoridad de nuestros padres.

papas permiso

Ahora no respetamos “tanto” a nuestros padres como antes. Antes ellos tenían más autoridad y control sobre nosotros. Actualmente la relación padres-hijos se ve más relajada y como opinión personal creo que eso no nos está trayendo buenos resultados. Los padres pierden autoridad frente a los hijos y los hijos abusan de la libertad que les conceden los padres. Yo sé que esta idea no aplica para todos los casos y sé que hay muchos factores de por medio donde cada familia se maneja, vive y tiene realidades diferentes. Pero es evidente que ya no se tiene el mismo respeto que antes.  Y el respeto nunca pasará de moda y no dejará de ser algo importante. Creo que los guayaquileños debemos apreciarlos más, escuchar su punto de vista, abrazarlos más aunque las cosas no estén bien en casa. Aunque ni siquiera estemos orgullosos de ellos, no olvidemos que por algo están en nuestras vidas y que nadie nace sabiendo cómo ser padre.

5.- Las conversaciones en el parque.

parque

De verdad, ¿No las extrañamos? Estar afuera en algún parque, sentados en un banco, quedarnos hablando horas porque se nos pasa el tiempo tan rápido allí, mientras vemos gente caminar, mientras oímos el trajín de la ciudad, el cantar de los pájaros o el sonido de los carros. Esas eran las mejores conversaciones, ya sea que fuere con tu mejor amiga, con tu novio, con algún familiar. El guayaquileño ya no se da el tiempo para esto, para relajarse así, estas conversaciones en el parque eran una especie de terapia, eran tan liberadoras (del estrés, los problemas, de los malos días). Ahora contamos mas nuestros problemas por facebook , whatsaap u otras redes sociales. Es cierto las redes sociales son más rápidas, es más fácil comunicarse pero no tiene la misma efectividad. Sé que sueno muy de la vieja escuela pero no me culpen, quien ha tenido conversaciones en el parque y usa también las redes sociales entenderá la gran diferencia.  La interacción cara a cara es la clave. Y si es que no han tenido la oportunidad los invito a salir con un buen amigo y disfrutar de uno de los pequeños placeres de la vida. Tener una bonita conversación en el parque, esas en las que antes el guayaquileño disfrutaba mucho.

6.- Jugar al aire libre (en la cancha/barrio/parque)

niños parque

Esto ya no se ve mucho, ahora aprecio poder observar a los niños jugando en el parque, viéndolos en los columpios o jugando en la tierra. También da gusto ver a los adultos jugando volleyball en la cancha del club o haciendo cualquier deporte al aire libre. ¿Por qué? Ustedes lo saben. Ahora pasamos pegados a las pantallas comunicándonos, jugando en línea, poniéndonos al día con la vida de los demás, leyendo noticias etc.  No está mal pero paremos un poco.  De verdad, ¿no nos cansamos? Antes el guayaquileño podía hacer todo eso de formas diferentes. Despeguémonos un poco del teléfono y salgamos a disfrutar del mundo que tenemos, disfrutemos el sol, juguemos en los parques, hagamos deporte al aire libre, vayamos a columpiarnos como cuando éramos pequeñitos. Veo parques abandonados, sucios, que ya no le sirven a nadie. Es una pena ver esos escenarios olvidados porque estamos muy pegados a la tecnología.

7.- El respeto a los mayores.

persona mayor

Cada vez están siendo más ignorados. ¿Se han fijado? No todos, todavía hay personas que los consideran y los aprecian. Pero el problema radica en que la mayoría los va viendo como incapacitados, inútiles y fastidiosos. Suena duro pero así es. Tenemos que pensar que ellos son en lo que nos convertiremos si llegamos a tener la dicha de vivir por mucho tiempo. ¿Por qué nos cuesta tanto saludarlos, cederles nuestro puesto, ayudarlos a caminar, escucharlos? Posibles respuestas: ¿Será porque no está de moda ser solidario con ellos?, ¿Será porque me veré ridículo caminando lento junto a él?, ¿Será por el qué dirán?. Aclaremos, el guayaquileño tiene personalidad. Sabe como debe tratar a un adulto mayor, es cosa de sentido común, no hay que darle tanta vuelta al asunto.

8.- La paz en los estadios.

equipos ecuatorianos

La violencia en los escenarios deportivos que se nos ha vuelto común, ya no pueden ir las 2 barras juntas porque se vuelve una trifulca. Aquí hay algo importante por decir, hemos llegado a un fanatismo enfermo malsano violento con respecto al futbol. Repito, no ando generalizando, yo también soy guayaquileña y tengo a mi equipo favorito. Solo les pido algo: No nos estemos matando, rompiendo amistades, insultando a la pobre madre por cuestiones de fútbol. El fútbol es solo entretenimiento, debe ser divertido, es solo un juego. No lo confundamos con la vida misma. La industria de este deporte se ve muy beneficiada por el fanatismo. Entiendo que es una pasión para muchos pero no nos convirtamos en esclavos de nuestras pasiones. Seamos guayaquileños con cultura de paz y amantes del buen deporte.

9.- Los domingos familiares. 

domingo familiar

Puede que a veces parezca que hay mil cosas más importantes que un momento de convivencia con la familia, sin embargo, dicen por ahí que no importa tanto a dónde llegas en la vida, sino con quién lo haces. Los domingos familiares se encargan de recordarte que no estás solo contra el mundo. Un buen guayaquileño le dedica tiempo a su familia, quizás no necesariamente todo el domingo, pero puede ser ir a misa dominical juntos o ir todos en la mañana a comer un rico encebollado.  El guayaquileño es cálido, amoroso, alegre con la familia, la cuida, la sabe apreciar. A pesar de que estemos con poco tiempo volvamos a dedicarle un espacio a nuestra familia los domingos, en el futuro agradeceremos haber podido tener esa instancia con ellos.

10.- Escribir correctamente. (perdimos la ortografía)

ortografia

Aquí hemos caído muy bajo y lo saben. Ya no escribimos correctamente y en donde más se ve esto es en las redes sociales. ¿Se han fijado que poquísimas personas revisan la ortografía de sus textos? Lo diré: Ahora los guayaquileños escriben como quieren.  Les dejaré esto por aquí:

“Si me gusta tu ortografía es porque me sugiere que sabes poner las cosas en su lugar, que puedo confiar en ti porque quien respeta hasta la forma correcta de escribir una palabra, seguro sabrá respetar cosas más importantes en la vida.” ANONIMO

Y no solo eso, ya hemos dejado de escribir cartas de amor, hemos dejado de poner sobre papel nuestros sentimientos. Tip: Como mujer déjenme decirles que recibir una carta de amor escrita con puño y letra es una de las cosas más románticas que pueden haber.

11.- Cuidar nuestra ciudad, Guayaquil.

9DE OCTUBRE

¿De verdad nos preocupa nuestra ciudad? Parece que ya no tanto. Andamos tan frescos botando basura en plena calle. Botamos papelitos, botellas de agua, fundas de comida y hasta la misma comida va al piso. Y como si nada,  actuamos como si nuestras acciones no tuvieran repercusión en la ciudad. Guayaquil se ensucia día a día con lo que botamos en la calle. También tener nuestros barrios sucios, los parques llenos de maleza y basura, todo eso habla de nosotros. Una persona de afuera puede llegar a un sitio como estos y lo primero que creerá es que el guayaquileño vive sucio y no cuida ni su vecindario. Se supone que esa no es la imagen que queremos dar pero terminamos dando esa impresión.

Que el recordar todo esto no nos traiga nostalgia y que mas bien nos ayude a hacer conciencia (me incluyo) de nuestra identidad, de las buenas costumbres que se pueden rescatar y afianzar.

Seis hábitos que todo veinteañero debería practicar.

Encuentra el éxito, la amistad y la felicidad mientras eres joven.

Featured image

@jing_ng

Muchos de nosotros estamos determinados a comenzar a trabajar en nuestras metas cuando estamos en nuestros veintitantos. ¿Cómo no hacerlo? Dejando a los pesimistas de lado, sabemos que nosotros, los millenials (Si no sabes a que me refiero por favor googlea) estamos haciendo cosas interesantes en nuestra época. De hecho la mitad de las aplicaciones que uso en mi día a día fueron creadas por personas que no pasaban de los 30.

Pensando en todo el éxito que mis coetáneos han ido logrando es realmente inspirador­­­— pero también me asusta. Hay una riqueza de libros, de artículos, de Conferencias TED sobre como liderar una vida fantástica y encontrar tu propósito. Y de acuerdo con todo lo anterior, se supone que yo debería estar construyendo un capital social, determinando metas a largo plazo para mi vida, mientras disfruto de una salud impecable, celebrando el tener amistades que han estado todo un siempre, mientras voy conociendo a mi futuro esposo, etc. Para mí, pagar mis deudas a tiempo y tener para cada semana algo de dinero entre el transporte, la comida y el ocio ya es suficiente. — ¿Cómo lograre encajar todo eso? ¿Cómo podría lograr todo lo que se supone que debo ir construyendo a esta edad? (caramba!)

Una parte de mí creía que si no descubría mi rumbo para cuando tuviera mi tercera década de vida, estaría por así decirlo, “atrasada”. ¡Peor! Estaría muy por detrás de todos. Como una recién graduada de la universidad, no estaba muy segura de cómo manejar mi presente sin preocuparme por lo que vendría después. ¿Realmente estaba usando todo lo que me tocó aprender en la universidad en mi trabajo actual? ¿Ya debería estar comprometida con mi cuasiprefecto enamorado? ¿Cómo hago para lucir tan bien y con tanta clase como la chica que trabaja al lado de mi cubículo? ¿Mi cuenta de Instagram hace ver mi fin de semana lo suficientemente divertido? —¡Qué tontería¡

Después de estar en el mundo laboral por unos cuantos años estoy trabajando en mi área de especialidad de día y dedicándole tiempo a mi vida personal y escribiendo por la noche. Estoy soltera pero no ando solitaria, todavía no he empezado un negocio propio, ni he publicado un libro, ni me he casado, ni tampoco he adoptado una mascota. Pero en vez de estar ahí tirada preocupándome por el futuro o comparándome a mi misma con los demás, estoy fielmente dedicada a estos seis hábitos para sacar lo mejor de mis veintetantos:

1.- Redefine lo que es el éxito para ti. (En tus propios términos)

Sin las calificaciones de cada semestre, los mega deberes o el alivio de las vacaciones, —todos estos logros de la etapa académica que de alguna manera han marcado nuestras vidas— puede que sea difícil medir nuestro progreso. Ahora me he estado asegurando de encontrar cada pequeño éxito en la vida diaria. Mandando algunos emails o  tachando alguna tarea de mi lista de pendientes mejora mi ánimo. Cuando estoy dispuesta a aceptar que terminar de lavar la ropa y limpiar el desorden de mi  bandeja de entrada cuentan como una tarea productiva. Estoy menos perezosa por mi deseo de lograr, es más, puedo encontrar satisfacción en el simple hecho de conseguir algo —cualquier cosa dejarla hecha.

2.- Acepta que no siempre serás buena en todo.

O bueno, en la mayoría de las cosas. Aun no estoy segura de lo que haré a largo plazo. Mientras tanto voy a mantenerme atenta en lo que no funciona o no va para mí. Y eso será un paso en la dirección correcta.

Algunos de mis pasos han sido bastante literales. Nunca había corrido más de una 5k cuando una amiga me pidió que corriera dos maratones con ella. Entrené y completé las dos carreras —lo hice mas como una tortuga lenta y constante que como una rápida liebre­—. Nunca seré una corredora natural, pero eso no me determina, lo importante es salir de tu zona de confort e ir descubriendo tus límites y buscar irlos superando, y si no lo superas al menos disfrutar ese esfuerzo que has hecho. Hace poco corrí mi tercera media maratón con mis padres— ¡fue épico! A nadie le importaba si no podía competir contra las super largas piernas de mi padre o la atleta de mi madre. Ellos solo querían celebrar el poder llegar  a la línea final conmigo. Nuestros veintes son el tiempo perfecto para estar contentos simplemente con ser OK en ciertas cosas.

3.-Entrega amor en todos los aspectos de tu vida.

VOLUNTER

He aprendido que mientras más amor das en tu caminar, mas amor terminas recibiendo de vuelta. El no concentrar toda mi energía en una o dos relaciones me hace capaz de experimentar varias clases de amor en mi vida. Muchas personas en sus veintes están solteros y sin hijos, así que, es una buena época para compartir nuestro tiempo y energía con otros saliendo de nuestros círculos de siempre.

Invita a alguien que conozcas poco a una salida de amigos. No te preocupes si se siente raro al principio pero verás que muchos de nosotros lo que buscamos es socializar. Aunque no parezca, una taza de café puede ser el inicio de una excelente amistad.

Dedícate a la comunidad, dedícate una hora a la semana a servir a los otros. Puedes unirte a los voluntarios de la Iglesia. Dar clases a quienes necesiten aprender algo que tu dominas. Ayudar a un amigo o pasar más tiempo con tus familiares más mayorcitos y hacerles compañía. Incluso el simple hecho de comprarle un café a alguien, sostener la puerta para que alguien pueda pasar, o regalar una sonrisa, nos recuerda que la compasión se desvanece si no hacemos de ella un hábito.

4.- Recuerda que la resistencia al cambio es inútil.

Las personas cambian, las circunstancias cambian, pero ir lidiando con los golpes es mucho mejor que resistirse.

A comienzos de este año me mudé a un apartamento sola —solita independiente. Después de vivir con compañeras, pasar a vivir sola ha sido una locura —es difícil. Pero los vientos de cambio son, por naturaleza, temporales. Podemos adaptarnos a casi cualquier cosa con el tiempo.

Mi apartamento y yo seguimos avanzando en la línea del tiempo. Las tardes que antes sea veían un poco vacías, ahora me han permitido darme tiempo para enfocarme en cosas que valen la pena, como ponerme en contacto con viejos amigos y ponerme a leer más libros. Aceptar el cambio tal como viene puede convertir las difíciles transiciones en experiencias positivas de crecimiento.

5.- Cuidar de mi cuerpo hace que todo sea más fácil.

Comer bien, dormir lo necesario y ejercitarse puede marcar la diferencia. Soy una mejor colega, amiga, hija y persona desde que empecé a cuidar de este templo, mi cuerpo. A veces significa hacer pequeños sacrificios como dejar para otra ocasión la comida chatarra y reemplazarla hoy por cosas más saludables. También significa dormir más temprano para poder salir en la mañana a trotar. Sobre todo hay que mantener un equilibrio. No necesitas ajustarte a una dieta estricta, ni ejercitarte como si fueras a un triatlón. Darme tiempo para mantenerme saludable hace que mejore mi rutina diaria y me ayuda a interactuar con mis amistades y compañeros de una forma más positiva y alegre.

6.- Está bien darse un descanso.

He aprendido a salirme con la mía en contadas ocasiones. No siempre tenemos un buen día. A veces sonará la alarma y la ignoraré para dormir un poco más. Me ha pasado que me he embarcado en el bus equivocado. Continuaré dejando olvidadas mis llaves cuando cambio de bolso. No siempre habré terminado todas mis tareas de mi lista de pendientes del día.

Cuando dejo que el sentimiento de fracaso se apodere de mi, más incidentes no tan afortunados siguen sucediendo. Pero al reconocer que no todas las cosas siempre saldrán a mi manera, me permito darle a mi día la perspectiva correcta. Andar con más calma y descansando un poco, hace más fácil ver las cosas sencillas y volverse a reexaminar.

Estoy segura que estas prácticas me continuaran sirviendo en la vida. Por ahora que me encuentro navegando en este tiempo de presiones sociales y de estrés por lograr el éxito llamado los veintes, encuentro muy útil recordarme estos seis consejos. Entregar amor, aceptar los cambios, no ser derrotado por el qué dirán o las presiones de la vida, sino mas bien trascender—eso es lo que hace la diferencia.

Artículo original:               http://verilymag.com/2015/07/good-habits-for-your-twenties-success-coping-with-stress-pressure

Traducción:                      CompartiendoLaVidaBlog